El color beige, gris y blanco. Tres opciones que abarcan un sinfín de posibilidades a la hora de decorar tu casa. Pero, ¿sabes como aprovechar estos colores al máximo?

Aunque tengas mucho cuidado y detalle en escoger el mobiliario y los elementos decorativos de una estancia o vivienda, si no logramos crear una armonía entre el diseño interior y los colores que vestirán nuestras paredes, todo el trabajo anterior resultará nefasto. Existe una ley por la cual se rige el color y es la 60 | 30 | 10: 60% de color base, 30% de complemento y el 10% de acento. De esta forma, lograremos dar unidad y transmitir sensaciones.

En Pinturas Apiba somos expertos en analizar cada detalle de un espacio para poder aprovechar su estructura en todas sus posibilidades y crear así un armonía entre el diseño y el interiorismo para que resulte lo más agradable posible.

Color beige o gris: acierto seguro

Cuando hablamos de una vivienda, uno de los tips para dar unidad a todas las estancias es la de utilizar un color base y, apostar por el acento en cada una de ellas para apostar por algo diferente que no parezcan todas iguales. La gama de beige y grises es la más segura para decantarse por ese color base que definirá el resto de nuestro hogar o habitación.

¿Qué estilo buscas? ¿Qué sensaciones quieres transmitir? Son dos preguntas que hay que responder antes de escoger nada. En primer lugar analiza tu entorno. ¿Hablamos de un espacio frío o más bien cálido? En el primer caso, decántate por los tonos grises. En el segundo, por los beiges pues crearás una armonía con el lugar que te rodea.

No abuses de ninguno, puede resultar demasiado frío o demasiado antiguo. El truco está en saber combinar el tono de las paredes con el mobiliario. Recuerda que los tonos grises suelen ir asociados a espacios modernos y elegantes. Si tu casa es luminosa, encajará perfectamente. Además, los tonos azulados le darán un toque ideal. En el caso del beige, la madera será tu mejor aliada. Define tu estilo y añade accesorios de mimbre y en blanco roto para crear un espacio muy luminoso y cálido.

Sea en un color o en otro, ya has creado una base que da unidad a la vivienda. Ahora puedes jugar con los colores, aportando ese 10% en aquellos accesorios que más te gusten y combinen con las paredes de tu hogar.

Si quieres ver cómo trabajamos en Pinturas Apiba y la importancia que le damos a todo esto que te estamos contando, ¡no dejes de visitar nuestra galería!