En Pinturas Apiba contamos con el mejor equipo de profesionales de Mallorca y con las pinturas de mejor calidad para ofrecerte un servicio impecable y acabados perfectos. Pero Pinturas Apiba no solo es pintar paredes de hotel o vivienda, sino que también ofrecemos servicios de revestimiento, de barniz, trabajamos con estuco y llevamos a cabo impermeabilizaciones.

Una de las tendencias que más se lleva este año, y no solo por su resultado final, sino por lo divertido que resulta el proceso, es la de pintar aquellos muebles de madera que se han quedado viejos en tu habitación o en el salón de tu casa. Así que si te apetece una actividad de fin de semana diferente, ¡toma nota y ponte manos a la obra!

En primer lugar, es importante lijar bien la superficie para eliminar todo resto de pintura o barniz que pueda tener. Es cierto que los muebles de madera suelen ser naturales, en cuyo caso este paso sería prescindible. Con todo, en Pinturas Apiba nos gustan los acabados impecables y por eso te aconsejamos, igualmente, lijar la superficie.

En segundo lugar y cuando hayas terminado de lijarla, límpiala con un trapo húmedo y deja el mueble en cuestión secar bien. A continuación, deberás darle una capa de imprimación o selladora, una buena base para que el nuevo color agarre bien. No te preocupes si no queda de manera uniforme, únicamente debes dejarla secar bien.

En tercer lugar, ¡llegó el momento de pintar! Una vez se haya secado bien la imprimación toca aplicar el nuevo color, cuyo esmalte o pintura tendrás que aplicar dos manos. Si quieres un buen resultado, es importante que dejes secar cada mano de pintura para que el color se agarre mejor a la superficie.

Pintar muebles en casa, el plan más trendy

Lo más recomendado es pintar capas finas de pintura para un acabado más profesional. Aunque haya que dar más manos, a la larga es más satisfactorio que si la capa es demasiado gruesa. Si quieres pintar un mueble de superficie lisa, puedes utilizar para ello un rodillo pequeño de espuma. Si el mueble tiene algún relieve, lo más preciso es la brocha. Para evitar que salgan las temidas burbujas, sobre todo si son superficies lisas, te recomendamos pintar de manera suave, sin prisa y sin presionar.

¡Y con esto ya está! Ahora solo tienes que dejarlo secar al menos 24 horas y, si quieres, puedes aplicarle una capa de barniz para que quede totalmente protegido. ¿A qué ese mueble sin gracia ahora parece sacado de un mercadillo vintage a la última?

Si tienes una consulta para nosotros, ¡no dudes en contactarnos!