Estucado Mallorca | A la hora de pintar las paredes de tus estancias, debemos tener en cuenta, aparte del color que queremos, el estilo. Puede ser una pared lisa, con pintura mate o brillante; estilo gotelé, o estucada. Hoy hablaremos de las características del estuco, que aporta un toque de lo más elegante y distinguido.

El estuco es una pasta formada por cemento, yeso, cal, arena de mármol y pigmentos naturales. El estuco reviste las paredes otorgándoles una textura lujosa, suave y brillante, muy adecuada si queremos sacar el mayor partido a nuestras paredes o techos.

Apostar por el estuco aporta un efecto parecido al mármol. Consigue una textura que se asemeja a las piedras naturales. Además de los resultados estéticos, también refuerza las paredes y las impermeabiliza. De esta manera, evitamos que aparezcan humedades o moho.

Estucado Mallorca, con Pinturas Apiba

Se trata de un material muy versátil, que favorece el moldeado y tallado de formas. Se puede aplicar sobre cemento, yeso o madera.

Para aplicar el estuco a una superficie, se deben seguir una serie de pasos.  Primero de todo, preparar la pared. Tapar con masilla los huecos y desperfectos que tenga y lijar la pared hasta que se quede uniforme y lisa. Después se tendría que aplicar a primera capa de estuco sobre la pared. Esta capa tiene que ser fina, y se extenderá con una llana de acero. A continuación y sin dejar secar la primera capa, aplicaremos una segunda capa, desplazando la llana en diagonal. Una vez secas estas dos capas, con una espátula se añadirá estuco en forma de manchas y en diferentes tonalidades dependiendo del efecto que estemos buscando. Por último, se aplicará una cera final con movimientos circulares para sacar el brillo y textura.

Debido a su compleja aplicación, requiere de mano de obra especializada para su instalación, como la que podemos ofrecer en Pinturas Apiba.