Psicología del color | Hemos hablado en diversas ocasiones de las sensaciones que transmiten determinados colores. Cuando pintamos una estancia, es fundamental que lo tengamos en cuenta a la hora de elegirlos. Lo ideal es buscar siempre el mayor bienestar, relax y tranquilidad.

Un imprescindible para lograr un ambiente acogedor y luminoso es el blanco. Los techos de la casa y algunas paredes deben ser de este color. Asimismo, puedes utilizar colores que causen un contraste interesante, y a la vez que hablen de ti y de tu personalidad: rojo, naranja, verde, azul

Descubre la psicología del color

  • ¿Quieres transmitir armonía y que tus amigos se sientan como en casa en tu salón? Los colores cálidos como el amarillo o el naranja aportan este tipo de acogedoras sensaciones. Si invitas a alguien a casa y notas que le cuesta marcharse o te dice lo a gusto que se encuentra, ya sabes por qué es.
  • Si buscas concentración, creatividad y sentir que te cunde el tiempo, apuesta por los tonos azulados. Son la mejor elección en zonas de estudio y trabajo. El azul relaja y estimula el intelecto.
  • Si tienes hijos en casa y son muy activos, intenta pintar sus habitaciones en tono malva. Es un color relajante, que aporta serenidad e invita al relax.
  • Las habitaciones, en general, son espacios que buscan la mayor tranquilidad. Colores como el verde crean combinaciones evocadoras y cálidas.

Si lo que buscas son las sensaciones más positivas en casa, no lo dudes. Infórmate sobre la psicología del color, analiza aquellos que te hacen sentir bien. Y después, asegúrate que combinan donde los quieres poner. Haz de tu hogar, el sitio donde quieras pasar el resto de tu vida. Da rienda suelta a tu imaginación, da vida a tus ideas… Todo a través de la personalización. ¿Estás listo? Si tienes dudas, contacta con nosotros. ¡Te esperamos en Pinturas Apiba!